Entrevistas de trabajo

Un año de preparación, tres de carrera, dos de máster. Algunos creerán que esto me prepara para el mundo laboral. Pero cuánto han cambiado las cosas. 

Quizás se deba a que mi año de preparación, carrera y máster han sido artísticos y no centrados en esas salidas de las que me hablaban en el colegio. A lo mejor no apreciamos lo suficiente lo creativo… 

Envío currículum y cartas de motivación como si se fuese a acabar el mundo. Alguna cuaja. Tests de personalidad, de lógica, numéricos, una entrevista, otra, y otra más. Toda esta mierda para venderle tres cremas a una señora preocupada por las arrugas de alrededor de los ojos. ¡No se preocupe usted señora, sonría y ríase! Ya le vendo yo luego unas gotitas de colágeno… 

PAULA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *