Primus – Pork Soda

La primera y última banda de hardcore funk

Hace ya casi treinta años que Primus, la banda californiana que revolucionó la escena del rock a finales de los 80 con el surrealismo sonoro que practicaban, lanzó al mercado ‘Pork Soda’ y entró de cabeza en el Top 10 de Billboard. En 1993, en pleno apogeo de estilos como el grunge y el nu metal, la banda que había roto los moldes del rock a finales de la década pasada influyendo a las bandas que triunfaban bajo las nuevas etiquetas volvía a calar en un público cada vez más acostumbrado al ruido y la disonancia. 

El trabajo se compone de quince cortes en los que el trío, liderado por Les Claypool, despliega todo su potencial y experimenta con los límites del rock y sus instrumentos. Las canciones están construidas en torno a una o varias líneas de bajo –tradicionalmente, en el rock manda el riff de guitarra– que se imbrican con los grooves de batería mientras la guitarra funciona casi como un sampler o un lanzador de efectos. Si hubiera que hacer una metáfora del sonido de Primus podríamos decir que su música es la banda sonora de la locura. 

My Name Is Mud

Letras surrealistas y oscuras acompañadas de videoclips no menos surrealistas y oscuros, melodías de voces susurradas y apenas comprensibles pero perfectamente afinadas que rompen repentinamente junto a la distorsión de la guitarra en algunos estribillos y, por supuesto, varios cortes instrumentales en los que la capacidad técnica de la banda se deja notar alrededor de un riff de Claypool. 

Claramente, Primus no es un grupo para todos los públicos, pero si disfrutas del humor en la música y la experimentación, ‘Pork Soda’ es un clásico que debes conocer además de un desafío a la concepción clásica del rock. Quizás Primus nunca fue una banda de rock. Tal vez sería mejor etiquetarles como la primera y última banda de hardcore funk.

@sanchificatus

Link a Spotify

Mr. Krinkle

Un comentario en «Primus – Pork Soda»

  • el 23 de enero de 2022 a las 11:07 pm
    Enlace permanente

    Gran grupo, grande Les Claypool, recomiendo «John The Fisherman» del «Frizzle Fry» de 1990 y «Wynona’s Big Brown Beaver» del «Tales From The Punchbowl» de 1995.
    Salud!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.