Arctic Monkeys – Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not

Imagen. Amazon

A principios del año 2006, Arctic Monkeys irrumpieron en el panorama del indie rock internacional con un disco que terminaría por convertirse en icono de la primera década del milenio.

Esa primera década del siglo XXI fue una época dorada para el sonido inglés que los noventa nos habían devuelto con el britpop, después de la hegemonía estadounidense de los años anteriores. Apenas entrados en los 2000, The Strokes, Franz Ferdinand o The Libertines traían una propuesta más sucia que sus antecesores, inspirados por otros tipos de “indie rock” anteriores como el post-punk, pero también más romántica y con más atención a los detalles en los arreglos. Sin embargo, fueron los de Sheffield los que lograron aterrizar esa mezcla de influencias con mayor potencia. 

Crudeza es el adjetivo que mejor define el sonido del trabajo: una batería con la pegada de una banda de heavy metal, un bajo bien definido y una guitarra a cada lado. Los riffs son melódicos, enérgicos y sencillos pero combinados con las complejas estructuras de las letras de Alex Turner generan una fórmula que ondula entre la sofisticación y la fuerza bruta. 

I Bet You Look Good on the Dancefloor 

Casi todas las canciones terminan siendo retratos de la noche británica donde hooligans, rollos de una noche y alguna que otra reflexión existencial post-adolescencia se entremezclan en un cuadro que retrata a una generación que estaba a punto de ver como su vida iba a cambiar en la segunda década del siglo debido a las tecnologías. De hecho, una de las razones del éxito de ventas de su debut fue que anteriormente ya se habían hecho “virales” en el Internet de la época, concretamente en MySpace, donde habían subido alguna demo. 

Temas como “I Bet You Look Good on the Dancefloor” o “When the Sun Goes Down” han quedado grabados para siempre en la memoria de los millennials, haciendo de banda sonora a la transición que se estaba gestando hacia la era digital en la que cada vez nos vemos más inmersos.

GUILLERMO S.A.

Enlace de Spotify

When The Sun Goes Down

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.